Miércoles 5 de setiembre desde las 10 horas
Las organizaciones agrarias representativas de la agricultura familiar y campesina, invitamos al
SEMILLAZO
En Plaza de los dos Congresos
Para decir NO a la LEY MONSANTO-BAYER
11.00 hs Conferencia de Prensa
11.30 hs Charlas y debates
14.00 hs Audiencia Pública en la Cámara de Diputados de la Nación

PORQUE:
El Ministerio de Agroindustria pretende hacernos creer qué hay un acuerdo de “mayoría” que, casualmente, refleja al pie de la letra las imposiciones de Monsanto en 2004, pretensiones que al no poder plasmar parlamentariamente, en 2005 intentó imponerlas reteniendo barcos con carga argentina en puertos europeos. También en ese intento, la justicia europea le negó la razón. Hoy, la supuesta mayoría con el aval de Agroindustria, revive e impulsa en el Congreso aquellas pretensiones:
1) la eliminación de los derechos de los productores a ejercer el derecho al uso propio de la semilla y cobrar regalías en cada nueva temporada de cultivo
2) dar poderes inadmisibles al Instituto Nacional de Semillas y convertirlo en el custodio de los derechos de patentes sobre genes de las corporaciones, imponiéndose por encima de la justicia y violando los derechos de los productores
3) seguir confundiendo a los usuarios, comercios, profesionales, multiplicadores, criaderos y toda la cadena semillera y del comercio de granos, evitando que quede claro donde empieza y termina el derecho de cada uno de ellos.
4) Imponer el poder de la concentración de unos pocos sobre decenas de miles de actores de la actividad agraria sin que nadie proteja ni equipare el derecho de los más débiles.
5) engañar a toda la sociedad con la mentira de que es necesaria una nueva Ley de Semillas para garantizar la investigación y la recuperación de las inversiones para las empresas biotecnológicas.

Frente a esto, las organizaciones representativas de la agricultura familiar, campesina e indígena, ratificamos el carácter de orden público del régimen legal de semillas y la función indelegable del Estado en materia de protección del derecho de los agricultores y solicitamos que una nueva normativa debe contemplar y garantizar:

– La participación decisiva de las organizaciones agrarias de agricultura familiar campesina y pueblos originarios en los órganos estatales y comunitarios que arbitren sobre la producción agrícola en nuestro país;
– mantener el uso propio como derecho del agricultor;
– un marco específico para los agricultores familiares;
– definiciones de semillas nativas y criollas para resguardarlas, las promoción de producciones agroecológicas y la preservación de la biodiversidad de nuestros territorios;
– declarar de orden público las disposiciones de la Ley relativas a derechos y limitaciones;
– el derecho de nuestros pueblos a nutrirse soberanamente: las semillas son fuentes de alimento y de salud; es por esto por lo que debemos decidir qué plantamos, qué sembramos, con qué nos alimentamos
– declarar la invalidez de condiciones abusivas en la compra de semillas.

Por la Reforma Agraria Integral y Popular